Bilbao Old Cookie Factory

Bilbao Fab Lab, reagrupa gran parte de las actividades de Espacio Open relacionadas con la cultura maker, los fablabs y la innovación de base tecnológica a lo largo del año, más allá de eventos puntuales como Bilbao Maker Faire, favoreciendo la asociación entre la isla creativa de Zorrozaurre, sus iniciativas de base, y el concepto de tecnologías creativas.

Un total de 30 empresas y asociaciones conviven hoy por hoy en la Antigua Fábrica de Galletas de Bilbao, un lugar en el que comparten espacio más de un centenar de trabajadores de industria tradicional, industria creativa, fabricación digital y cultura urbana.

Aunque en sus mejores tiempos la fábrica albergaba decenas de proyectos más sumando cientos de trabajadores, la crisis ha dejado numerosos espacios vacíos por cierre de empresas. En los últimos tres años la tendencia a la baja se ha revertido con la entrada de distintos proyectos de base creativa. Desde 2011 se han instalado Espacio Open, organizadora del mercado Open Your Ganbara una de las primeras iniciativas creativas de gran concurrencia pública de Zorrozaurre y en el último año (2014) el taller de artes escénicas Matriushka, la empresa de impresoras 3D Repparts3D, el club deportivo de Skateboard Gure Txoko, la asociación de tecnología y fabricación digital Bilbao Makersartesanos extranjeros como el finlandés Tuomas Kuure que trabaja en las instalaciones del ebanista Ziriak.

La fábrica es un edificio emblemático, una fábrica de galletas pionera en Europa tanto por su volumen de producción como por su innovación tecnológica de entonces. Llegó a dar empleo a más de 800 personas, el 70% mujeres, fabricando más de 60 tipos de galletas y contando con su propia granja , talleres de carpintería y hojalatería…etc. De estilo industrial racionalista, está incluido en el listado de edificios de la Asociación del Patrimonio Industrial y Obra Pública. También consta en el listado de edificios, espacios urbanos o elementos de interés incluidos en el Régimen de Protección de la Edificación.

Tras las inundaciones de los 80, Artiach, recién adquirida por la norteamericana Nabisco, optó por trasladarse a Orozko, vendiendo las instalaciones a emprendedores de la época. Además de albergar usos atípicos para la zona como el Ballet de Euskadi, que cerró sus puertas a mediados de los 90, y decenas de empresas industriales y artesanales, llegó a albergar en su mejor momento a más de 500 empleos directos.

Porque la Galletera es un símbolo, es un símbolo de empoderamiento, de patrimonio industrial y de memoria histórica de la ciudad, porque ese espíritu sigue vivo, cientos de mujeres trabajaron, lucharon, se emanciparon, un espacio hoy día de convivencia y de transferencia de conocimiento donde las nuevas generaciones no sólo tenemos el deber de tomar el testigo, debemos de mantener su memoria viva, recordarlas y reivindicar el trabajo de la mujer de ayer y de hoy.

 

BIBLIOGRAFÍA:

Las galleteras de Deusto Mujer y trabajo en el Bilbao industrial. Maite Ibáñez y Marta Zabala. Bilbao 2007.

 

Zorrozaurre 002

 

 

Zorrozaurre 038

 

 

 

 

 

 

10005986_731081700257088_721773869_o

 

 

OPEN_frontal1

 

2_

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

galleteras2bilbao_0.preview        306146_551480844883842_1996190987_n