Jetclay Academy, una comunidad de código abierto en torno a la impresión 3D con cerámica

La combinación entre técnicas tradicionales de trabajo de la cerámica y las tecnologías de fabricación digital ha dado lugar a una evolución fascinante: la impresión 3D con cerámica. Estas tecnologías han avanzado enormemente gracias a las comunidades open source, los espacios de creación como los fab labs y los makerspaces, donde las comunidades comparten conocimientos para impulsar ideas innovadoras.

El proyecto Jetclay es un ejemplo emblemático, una idea que surgió en fab labs, y que en los últimos 5 años se ha extendido en 5 países, convirtiéndose en una empresa sostenible y basada en el código abierto. Dentro de la programación de Maker Faire Bilbao, Jetclay realizó en Espacio Open un workshop Jetclay Academy dirigido a perfiles creativos. En el taller, financiado por la plataforma Distributed Design, artistas, creativos y artesanos aprendieron a utilizar una nueva impresora jetclay de pequeño formato, open source y low cost, que ha sido recién lanzada al mercado.

Conectando tradición y tecnologías disruptivas

Los primeros ejemplos de uso de cerámica datan del Neolítico, así que la humanidad lleva miles de años dando forma a este material y acumulando técnicas para trabajarlo. Las tecnologías de fabricación digital, y en concreto de impresión 3D, abren la puerta a repensar el uso de este material, ampliando sus usos y potencial a otras áreas creativas e industriales.

A la vez, la aparición de las primeras impresoras 3D en open source, gracias a innovadores como el investigador Adrian Bowyer, que lanzó la primera impresora low cost y open source RepRap en 2005, han acelerado el avance y democratizado el acceso a estas tecnologías. Si en los años 90 del siglo XX una impresora 3D costaba alrededor de 1 millón de €, a día de hoy se puede adquirir una impresora cerámica en open source por menos de 3.000€. Además, gracias a estar bajo licencias open source, son accesibles también para perfiles no tecnológicos.

Evolución de Jetclay, del laboratorio al mercado 

Jetclay nació como proyecto en 2017, aunque la semilla surgió dos años antes, cuando el arquitecto Japi Contonente descubrió el potencial de las impresoras 3D dentro de Maker Faire Madrid, de la mano de Gianluca Pugliese. A partir de ahí, y junto a su socio Alejandro Sáenz de Miera, empezaron a investigar el mundo de la impresión 3D cerámica dentro del ámbito open source. “Teníamos claro desde el principio que queríamos crear una máquina open source porque todo lo que habíamos aprendido fue gracias al conocimiento compartido en fab labs y makerspaces, no en universidades privadas” explica Japi. 

En 2018, en colaboración con Espacio Open, Jetclay obtuvo financiación mediante el programa europeo Horizon2020 Openmaker, un proyecto dirigido a ayudar a iniciativas innovadoras del sector de la manufactura para desarrollar modelos de negocio sostenibles, bajo el paradigma del Open Manufacturing.

Gracias a esta financiación, Jetclay logró desarrollar un extrusor de arcilla seca para impresión 3D cerámica, y pudo crear su propio modelo de negocio basado en el desarrollo de maquinaria open source, servicios de asesoramiento, talleres, productos y proyectos relacionados con el diseño industrial, la arquitectura, el diseño de producto y la escultura.

El siguiente hito del proyecto fue en 2021, cuando Jetclay en colaboración con Espacio Open organizó el workshop Ceramics 3D Printing Bootcamp, impulsado a través de Distributed Design. En este taller intensivo de 15 días, artistas de diferentes partes del mundo trabajaron para construir una impresora Jetclay de gran formato. A partir de ahí, la plataforma Jetclay se expandió un nuevo nodo en Bilbao, y posteriormente también en México, en Alemania, a través del proyecto Symbiotic Spaces, ganador de New European Bauhaus 2022, y Hungría. Fue también el origen de un nuevo proyecto empresarial basado en la impresión cerámica en código abierto, Godot Studio, que a día de hoy desarrolla su actividad en la Antigua Fábrica de Galletas Artiach, en estrecha colaboración con Fab Lab Bilbao y Espacio Open.

Jetclay Academy: Expandiendo en conocimiento a nuevos perfiles

Como parte de su modelo de negocio y siguiendo las premisas del conocimiento abierto, Jetclay desarrolla talleres para extender el uso de las tecnologías de impresión 3D entre perfiles no tecnológicos. La idea de estos talleres es doble, aprender a construir y utilizar las máquinas, pero también apoyar a los participantes en el desarrollo de sus proyectos. “No es un taller solo tecnológico, contruimos la máquina con los participantes, principalmente artistas y diseñadores, pero también les ayudamos a desarrollar sus ideas de negocio basadas en estas tecnologías”, afirma el fundador de Jetclay, Japi Contonente, “no se trata solo democratizar la tecnología, sino también de hacerla más accesible en términos de uso”.

Durante el pasado mes de noviembre, Fab Lab Bilbao y Jetclay impulsaron un nuevo taller para aprender a utilizar las impresoras 3D cerámicas. El taller, organizado en el marco del proyecto europeo Distributed Design, se desarrolló dentro del programa de Maker Faire Bilbao 2023, el festival internacional en tecnologías creativas que organiza anualmente Espacio Open. El taller estuvo enfocado a aprender a usar el modelo recién lanzado por el equipo de Jetclay, una impresora de pequeño formato y bajo precio, ideada para facilitar aún más su acceso.

Las personas participantes, procedentes del mundo de la artesanía cerámica, las Bellas Artes, la academia y el diseño, aprendieron las bases de la fabricación de estas máquinas y también a utilizarlas para desarrollar proyectos propios. “Con el taller no adquieres todo el conocimiento para fabricar una impresora, pero sí una idea de lo que hay detrás de esa caja negra”, explica Japi, “la comunidad Jetclay sigue creciendo así que si tienes cualquier problema puedes preguntar porque seguro que a alguien le ha ocurrido algo similar y puede ayudarte a solucionarlo”. Ese es el motor mágico del código abierto que permite seguir impulsando la innovación.  

Estos son los y las profesionales que participaron en el workshop Jetclay Academy:

Riley Cook
https://www.instagram.com/rileycookart/
Artista enfocada en el dibujo y la pintura. Su proyecto explora los estrechos vínculos entre los estados emocionales intensos, lo orgánico y la memoria. El proyecto intenta expresar la naturaleza irracional y confusa de la percepción humana, y su esperanza es lograr una sensación de equilibrio y comodidad a pesar de la asimetría de las formas. Trabaja también con arcilla y otros materiales para crear esculturas y su objetivo es agregar las técnicas de impresión 3D en sus creaciones.

Saray Pérez Castilla
https://instagram.com/saray_perez_castilla

El proyecto ‘El desierto que somos’ se compone de palimpsestos tridimensionales que fusionan cristal de Murano, impresión de cerámica 3D y tecnologías interactivas para abordar la desertificación en el paisaje rural europeo. Orientado a científicos, ecologistas, comunidades locales y amantes del arte contemporáneo, utiliza procesos colaborativos y materiales tradicionales para cuestionar la percepción del territorio y reflexionar sobre la explotación de la tierra. En colaboración con Jetclay y Godot Studio, y en el marco de este proyecto, ha desarrollado una serie de columnas cerámicas impresas en 3D a partir del escaneado de restos de materiales que el mar devuelve a las playas, como representación de las almas abandonadas en el mediterraneo de personas que buscan llegar a Europa. 

Nuria Pozas Corredera

www.nuriapozas.com
En su estudio ubicado en Avilés, se dedica a la creación de platos, vajillas y piezas especiales para chefs, profesionales del mundo gastronómico y particulares. Su intención es incluir la impresión cerámica 3D en sus creaciones e implementar realidad aumentada para hacer de los locales, empresas y personas que los compren una experiencia única y distinta.

Javier Enríquez Pereda
https://esac.es/
Trabaja como profesor en la Escuela de artes de Cantabria, impartiendo proyectos de joyería. El diseño tridimensional, la fabricación digital y la experimentación con nuevos materiales son los ejes de la materia que imparte actualmente. Desde la escuela pública, entiende la enseñanza del diseño como un valor para las personas y su entorno, al tiempo que transmite al alumnado el poder del diseño para promover transformaciones en la sociedad y mejorar la vida de las personas.

Eulàlia Naveira Torres

www.impotsibleceramics.com
El proyecto se enfoca a la cerámica exclusiva para plantas hechas a mano, con materiales tradicionales. Tiene enfoque B2B para sectores como el interiorismo, la arquitectura y el de la cultura, y B2C para personas amantes del arte y del diseño. Tienen como objetivo establecer un nuevo modelo de producción y distribución que posibilite la disponibilidad de los diseños para personas y negocios. Este nuevo enfoque no solo permitirá una menor huella ecológica, también una reducción significativa en los costes de fabricación.

Luis Fernández Tardido

Maestro de taller en el Fab Lab del IED Madrid desde hace 10 años, con amplia experiencia en impresión 3d FDM y SLA. Su proyecto, aún en construcción, consiste en el desarrollo en impresión de cerámica de un sistema modular para crear huertos y jardines verticales. El diseño es 100×100 open source, adaptable a distintos escenarios y territorios. El proyecto surge de las necesidades actuales en materia de sostenibilidad, recursos finitos y formas de habitar adaptables a nuevos escenarios.

Sara Ojanguren Menéndez

Arquitecta con estudio ubicado en Oviedo, con una trayectoria profesional enfocada tanto a la arquitectura como a la fabricación digital, la escenografía e intervenciones interactivas. Actualmente está desarrollando un proyecto artístico enmarcado en el ámbito del arte generativo, que investiga en el límite del error y la imprecisión.

Leticia Orue Dominguez
https://www.elclubdelasplantas.com
Emprendedora dedicada al mundo de las plantas, con una tienda online y tienda física en el Casco Viejo de Bilbao. El proyecto trabaja con marcas sostenibles como Elho y Branca de Navaes, con diseño potente y conciencia ecológica. Su intención es explorar la impresión cerámica 3D para crear una nueva marca de piezas cerámicas KM0 para el consumo «masivo”.

Carla Alcalà Badias

https://carla-alcala.com/
“Reduir la materia” es un proyecto de investigación que plantea la recuperación de la cerámica negra como estrategia de reparación medioambiental. Es una investigación a largo plazo planteada como propuesta de tesis doctoral que incluye la exploración de la impresión 3D cerámica como método de fabricación.
Uno de los objetivos del proyecto es que sea distribuible. Para ello, se diseñarán una serie de modelos 3D descargables a través de plataformas digitales.

Pia Pinedo

https://piapinedo.com/

Su proyecto se centra en la fabricación de un Udu (instrumento musical) con cerámica impresa en 3D. Los Udus se fabrican manualmente con ceramica. Su intención es fabricar un modelo 3d para poner a disposición abierta modelos de instrumentos musicales en centros creativos con este tipo de equipamiento. es sin duda un aporte al ámbito artístico musical así como exploratorio. Su objetivo es también re-definir métodos de construcción de algunos instrumentos con nuevas tecnologías, para así darles un nuevo renacer.